radio

martes, 4 de enero de 2011

¡Feria de San Sebastián! Por Martín Martínez

El estado Táchira se engalana a través de una de las más importantes tradiciones festivas de Latinoamérica, tal como lo son las Ferias de San Sebastián, cuya realización es llevada a cabo cada mes de enero. Representan toda una semana cargada de actividades orientadas,  tanto a la diversión como al enaltecimiento de las costumbres andinas más autóctonas, en honor al santo patrono de San Cristóbal.
¡A desfilar!
Aunque son también numerosas y no menos coloridas las actividades que la anteceden, vale acotar que la fiesta ferial en si es iniciada a través de la realización de un vistoso desfile, a lo largo de la 5ta. Avenida. En el mismo participan todas las delegaciones artísticas invitadas, así como los representantes de las manifestaciones culturales, pertenecientes a los distintos municipios tachirenses, además de la hermosa reina de la feria.
Tarde taurina
Los tachirenses aseguran que no puede haber feria sin corrida de toros y, vale acotar, que esta es una de las tradiciones más arraigadas en San Cristóbal, ciudad que cuenta con una de las más hermosas plazas de toros del país.
Por ello no es de sorprender que los tachirenses posean amplios conocimientos sobre la tauromaquia, y mucho menos que los toros provenientes de esta zona del país sean tan famosos en toda Venezuela.
Diversión garantizada
Es también común que durante estos días sean organizados bailes y presentadas diversas orquestas en cualquier calle, a lo cual se ha bautizado con el nombre de “templete”.
Por su parte también son organizadas celebraciones y festividades, tanto en casas como en distintos lugares techados, realizadas bajo la denominación de “caseta”.
Todo ello sin contar los bailes de carácter formal que son ofrecidos en distintos clubes a lo largo de toda la ciudad, así como los desfiles militares y civiles.
Artesanía y deportes
Durante la celebración de la Feria de San Sebastián se ha convertido en una costumbre el que sean llevadas a cabo nutridas exposiciones artesanales, hacia los alrededores de la plaza de toros. En cuanto a las actividades deportivas también son realizados juegos de béisbol, aunque el deporte preferido por los tachirenses
es el ciclismo, lo cual se hace evidente en cada Vuelta al Táchira, actividad que cada año le hace la antesala a las Ferias de San Sebastián y que además se ha convertido en una de las más reconocidas pruebas del mundo.
Tradición colonial
Las Ferias de San Sebastián son unas de las celebraciones más antiguas del país, así como ocurre con las de Lobatera, hermoso pueblito tachirense, pues ambas festividades tienen sus bases en la época colonial.
Los datos en este sentido indican que originalmente recibían el nombre de Ferias y Fiestas de San Cristóbal y además que las mismas eran realizadas en las áreas de la Plaza Mayor.
Fue en este espacio donde a través de las Ordenanzas Reales se planteó la disposición de realizar las fiestas de “caballos y toros”, a través de una costumbre española.
Ferias de un día
Según lo indican los datos encontrados, las actividades feriales de San Cristóbal duraban apenas un día, aunque tal como ocurre hoy en día, motivaban la congregación de todos los habitantes de la entonces Villa, así como de los asentamientos vecinos.
Se acostumbraba que cada 20 de enero se llevara a cabo la celebración de una misa en la Catedral, por supuesto que en honor a San Sebastián, patrono de la ciudad.
Luego de finalizar la misa, en horas de la noche, daba inicio la quema de fuegos artificiales, cuyo colorido plenaba el cielo de la hoy capital tachirense.
Con serenata y todo
Los habitantes de San Cristóbal, caracterizados por su espíritu festivo, acostumbraban luego a recorrer las calles de San Cristóbal acompañados por serenateros, quienes tocaban mandolina, cuatro y guitarra, para llevar alegría a todos los rincones.
Con el correr del tiempo estas ferias se fueron haciendo más concurridas, gracias también a la proximidad de San Cristóbal con el vecino país Colombia. Rumbo a las FISS
Entonces el entusiasmo de los tachirenses se mezcló con la presencia de comerciantes, provenientes de distintos rincones del país, y se hizo necesario tanto dotar a la celebración, tanto de numerosas actividades para la diversión como de más días para celebrarla y fue así como nacieron las primeras ferias tachirenses.
Sin embargo fue en 1966 cuando recibieron oficialmente el nombre de Ferias Internacionales de San Sebastián, evento que contó con una asistencia multitudinaria por parte de viajeros nacionales y extranjeros, interesados en apreciar las distintas exposiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada